search
times

Ahorrar para la Universidad: Lo que debes de saber

Una parte importante del sueño americano siempre ha sido obtener una educación universitaria. El sueño americano es la creencia aspiracional de que toda la gente debe tener la oportunidad de ser exitosa, así como la capacidad de subir la escalera económica si trabaja duro.

Lo que sí es una realidad, es que alcanzar el sueño de la educación superior suele compañarse de un precio alto. Pero el potencial de ingresos altos al tener un título universitario hace que valga la pena.

En promedio en 2018, el ingreso medios de las personas entre 25 y 34 años con título universitario fue 57% más alto que el ingreso medio de las personas de la misma edad que tan solo contaban con un título de preparatoria.

Así que, ¿cómo garantizas un futuro brillante para tus hijos?

Todo se trata de prepararse bien.

Sigue leyendo para ver los costos actuales de la educación superior, así como la forma de calcular el costo futuro de la educación y para ver formas en las que puedes ahorrar para la universidad.

College students moving in with their luggage

Costos actuales y futuros de la educación superior

De acuerdo a un reporte reciente del College Board, en la última década el costo de la universidad se ha incrementado entre un 16 y un 18 por ciento (ajustado según la inflación).

Aquí te presentamos el detalle del promedio del costo de colegiatura, cuotas, libros, útiles, estancia, transporte y otros gastos para el año académico 2020-2021 (favor de notar que estos costos varían ampliamente entre distintos estados y escuelas):

  • Universidad tipo college pública de dos años en tu mismo distrito: $18,550
  • público de cuatro años o universidad pública de cuatro años:
    • En tu mismo estado: $26,820
    • En otro estado: $43,280
  • College privado de cuatro años o universidad privada de cuatro años (ambos sin fines de lucro): $54,880

Para calcular el costo futuro de la educación superior de tus hijos, el College Board ofrece esta Calculadora de Costos Universitarios, la cual resulta muy útil.

Planea con tiempo.

Nunca es demasiado tarde para comenzar a ahorrar para el futuro de tus hijos. Considera estos consejos:

  • Comienza un plan de ahorro universitario. Hay varios tipos de planes de ahorro universitario para que puedas elegir; estos ayudan a que tu ahorro crezca con el tiempo. Asegúrate de investigar y conocer bien lo que te ofrece cada opción.

    El Banco WaFd te ofrece la Cuenta de Ahorro Educativa Coverdell, la cual te permite hacer contribuciones después de impuestos de hasta $2,000 dólares al año por hijo(a). Cuando retires los fondos, puedes hacerlo sin pagar impuestos.

  • Haz un presupuesto. Trata de elaborar un presupuesto que te permita ahorrar de manera consistente una cierta cantidad de dinero para la educación de tus hijos. Conforme se incrementen tus ingresos a lo largo del tiempo, considera aumentar tus contribuciones.

Cómo ahorrar si falta poco para la universidad

Si el tiempo de inicio de la universidad está cerca, considera estos consejos para reducir los costos de la educación superior de tus hijos, o cómo cubrir lo que te falte si no has ahorrado lo suficiente para pagar la colegiatura, cuotas o gastos.

  • Aplica a becas. Una beca es un regalo financiero que no necesita pagarse de vuelta. Buscar y encontrar becas puede parecer una tarea difícil. Para comenzar, revisa estos recursos que ofrece la oficina Federal de Ayuda estudiantil.
  • Llena las solicitudes de ayuda financiera. El Departamento de Educación de los Estados Unidos ofrece la Aplicación Gratuita para Apoyo Financiero Estudiantil (conocida como FAFSA por sus siglas en inglés). Se trata de una forma para solicitar apoyo federal (dinero gratuito), dinero por trabajar par estudiar (conocido como work-study), o préstamos (dinero prestado). Llenar la forma no compromete a tu hija(o) a aceptar un préstamo. Más bien, te permite tener una mejor visibilidad de tus opciones. Antes de que tu hijo(a) acepte una oferta de ayuda financiera, asegúrate de comprender bien las condiciones que debe de cumplir para ser elegible. En algunos casos, las becas pueden convertirse en préstamos si no se cumplen bien estas condiciones.
  • Compara los diferentes tipos de préstamos estudiantiles. Hay una gran variedad de préstamos estudiantiles, incluyendo los préstamos privados, los préstamos que dan los colleges estatales o locales, y los préstamos estudiantiles federales. Lee muy bien la letra chiquita para determinar cuál es tu mejor opción financiera, ya que tú o tu hija(o) tendrá que devolver el dinero prestado con intereses.
  • Haz que tu hijo(a) contribuya. Tus hijos puedes ayudar a cubrir sus gastos trabajando mientras que están en la universidad. Esto ayudará a que no cargues con tanto peso financiero o a reducir la deuda futura si lo que decidieron fue sacar un préstamo.
  • Saca un préstamo basado en el valor de tu casa (una segunda hipoteca). Una línea de crédito de home equity (HELOC por sus siglas en inglés) está basada en la diferencia entre lo que aún debes de tu casa y lo que tu casa vale actualmente. Esta línea de crédito te puede ayudar a cubrir gastos como la educación de tus hijos. Aprende más sobre cómo calificar para un HELOC y sobre los beneficios de elegir al Banco WaFd para tu HELOC.

¿Necesitas apoyo para gestionar tu dinero?

Estamos aquí para ayudarte a ti y a tus hijos. Visita wafdbank.com y abre tu cuenta hoy mismo, o llámanos al 800-324-9375 para saber más.

Miembro de la FDIC, Equal Housing Lender. Todos los préstamos están sujetos a aprobación de crédito.